Cómo conservar el vino una vez abierto.

dsc_0404 retocada

En muchas ocasiones abrimos una botella de vino y nos tomamos una o dos copas. También hemos leído que el vino, una vez abierto, se puede echar a perder. ¿Qué podemos hacer para evitarlo? ¿Hay alguna solución?

Lo primero es tener en cuenta el tipo de vino que es y con ello tomar las medidas oportunas para que se conserve en buenas condiciones. Aclaremos varios conceptos:

- ¿Qué le pasa al vino cuando se abre la botella?

Al descorchar un vino el oxígeno entra en la botella y comienza un proceso natural de oxidación. Esta reacción química hace que el vino pierda aroma, sabor y calidad. Por eso mismo siempre se recomienda cerrar la botella lo antes posible y no dejarla abierta. Volver a poner el corcho ayudará, pero no evitará el proceso de oxidación, que ya ha comenzado. 

- ¿Cuánto tiempo puedo guardar una botella abierta?

Lo más recomendable es no guardarla, sino disfrutarla al abrirla siempre que se consuma con moderación. Sin embargo, los no expertos no notarán grandes diferencias en un vino abierto del día anterior (o incluso varios días, en buenas condiciones). En el caso de los blancos y rosados, al guardarse y tomarse más fríos, notaremos menos la diferencia pasados unos días. En el caso de los tintos, sobre todo de crianza y reserva, se trata de vinos ya maduros con una vida mayor, por lo que serán más sensibles al paso del tiempo. No hay una cantidad de horas ni de días en los que sepamos con certeza que un vino se echa a perder, sin embargo sí sabemos que cuanto menor es el tiempo que pase abierta la botella, mejor. Siempre y cuando se guarde bien.

- ¿Cómo debo guardar el vino una vez abierto?

Antes de abrir la botella, una recomendación. Hay ocasiones en las que queremos catar un vino o simplemente disfrutar de una copa y sabemos que no nos beberemos la botella. Para esos momentos puntuales hay una herramienta de enorme utilidad. Se trata de una aguja que, mediante presión por gas, permite sacar el vino suficiente para una copa sin descorchar la botella ni que el vino en su interior se oxide. Como no todos disponemos de esta herramienta en casa, te ofrecemos otros consejos.

1. Vuelve a tapar la botella una vez abierta. Las llamadas "bombas de vacío" son elementos muy asequibles que extraen el oxígeno.

2. Intenta mantener el vino a una temperatura baja (guarda el vino en la nevera o cava) y fuera del alcance de la luz.

3. Mantén la botella en vertical para que la cantidad de vino en contacto con el oxígeno sea la menor posible.

4. Si queda poca cantidad de vino es recomendable pasarlo a una botella más pequeña donde haya menos oxígeno y cierre herméticamente.

¿Y que hay del rumor de colocar una cuchara sobre la botella de cava para evitar que se escapen las burbujas? Los rumores son eso, rumores. En este caso un bulo muy extendido que no ayudará a la conservación del cava.

En resumen:

El vino abierto no debe guardarse mucho tiempo, aunque hay maneras de poder degustarlo a lo largo de la semana. Eso sí, cuando el vino es sabroso y tenemos un buen rato en compañía o para nosotros mismos, te recomendamos vivir el momento y disfrutar de los pequeños placeres de la vida. Esos detalles son los que merecen la pena.

Elige tu vino en nuestra tienda online.

 

¿Tienes alguna otra duda? ¿Más consejos útiles al respecto?

Visítanos en Facebook o Twitter y comenta con nosotros.

 

 

 

 

 

You are here: Vivir CVNE Vivir CVNE Cómo conservar el vino una vez abierto.